Besarka

Asociación pro Acogimiento de Menores de Álava

Acogimiento familiar

El acogimiento implica el compromiso por parte de una persona o pareja de atender y cuidar a un niño o una niña que, temporalmente, no puede seguir viviendo con su familia.

De esta forma, el niño o la niña mantiene los vínculos legales y personales que le unen a sus padres biológicos, pero recibe de la familia de acogida el afecto, la educación y la atención que su familia de origen no puede darle en ese momento.

Se trata, de una medida transitoria, pensada y planificada para que, en algún momento, cuando los padres biológicos puedan volver a cuidar del niño o de la niña adecuadamente, pueda regresar con ellos.

Tipos de acogimiento

En función del tiempo que se prevea que va a pasar el niño con la familia de acogida el acogimiento familiar puede ser:

Simple
De carácter transitorio, en situaciones donde se prevé que dada la situación concreta en la que se encuentra la familia, el niño podrá regresar con ella a corto plazo. De modo que permanece con los acogedores mientras se resuelven las dificultades que hicieron imposible que continuara conviviendo con sus padres biológicos.
Permanente
Se da en los casos en los que no es previsible que el niño vaya a poder regresar con su familia en un plazo breve, o en los que no se prevé que vaya a poder retornar pero se considera que, de acuerdo con el interés superior del niño, no procede la adopción por la ruptura total de vínculos que esta conlleva.
De urgencia
Son acogimientos de niños que se encuentran en situación de desprotección familiar y que tienen que ser sacados de su entorno de forma urgente.
De respiro o apoyo
Tienen lugar durante periodos de tiempo cortos y claramente definidos (fines de semana, vacaciones, etc.), y el resto del tiempo el niño suele vivir en acogimiento residencial y tutelado por la entidad protectora de menores.
Preadoptivo
Se constituye antes de la formalización de la adopción entre el niño y la familia que va a adoptarlo, y supone la existencia de un período de adaptación y tramitación durante el cual la relación entre ellos no es aún definitiva. Para poder constituir un acogimiento de este tipo el niño debe haber sido declarado adoptable y la familia acogedora tiene que haber sido declarada idónea para adoptar.

El acogimiento puede constituirse con o sin el consentimiento de los padres biológicos:

  • En los casos en los que éstos no están privados de la patria potestad y se muestran de acuerdo con la medida se habla de acogimiento administrativo, y lo formaliza el Instituto Foral de Bienestar Social.
  • Cuando los padres no prestan su consentimiento o se oponen, es necesario que el acogimiento sea constituido por un juez (acogimiento judicial). En estos casos, mientras el Juez resuelve sobre la cuestión, y para evitar la desprotección del niño, el Instituto Foral de Bienestar Social formaliza un acogimiento provisional.

Otras circunstancias que se pueden dar en el acogimiento:

  • Los acogimientos se pueden formalizar dentro de lo que se llama familia extensa (abuelos, tíos,…) o en el seno de familias ajenas al menor.
  • Existen acogimientos de todas las edades, de menores solos y de grupos de hermanos a los que lo conveniente es no separar y que vayan juntos en acogimiento a una misma familia, acogimientos de menores con necesidades especiales,…. Siempre tratando de buscar la familia que mejor se adecue a la situación particular del menor y respetando las opciones del ofrecimiento de la familia acogedora.

Para más información sobre requisitos y forma de solicitud acceder a la página de Diputación Foral de Álava